Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

Honremos nuestros veteranos dándoles trabajo


Hilda L. Solis

Solis is the U.S. Secretary of Labor




Hoy, nuestra nación celebra los sacrificios de hombres y mujeres que han colocado sus carreras en espera, abandonado a sus seres queridos y embarcado en una peligrosa misión al otro lado del mundo para proteger sus libertades diarias.

 

Como Secretaria del Trabajo, creo que los norteamericanos que arriesgan sus vidas para luchar por nuestras libertades no deberían pelear por un trabajo cuando vuelven a casa.

Esta semana, el Departamento del Trabajo ha dado a conocer una serie de herramientas diseñadas para enfrentar el hecho que el índice de empleo de la generación de veteranos posterior al 9/11 ha alcanzado el 12.1 por ciento- más de tres puntos por encima del índice de desempleo civil.

Aquí en Delaware, la tasa de desempleo para los veteranos es del 6.1 por ciento, según los datos de la oficina de estadística del Departamento del Trabajo. Podemos hacerlo mejor para nuestros héroes militares.

El mayor reto sistemático para emplear a nuestros veteranos es conectando los puntos de cómo sus capacidades militares se trasladen a las tareas civiles. Para todas sus competencias en el campo de batalla, nuestros miembros del servicio militar no han sido preparados adecuadamente para mercadearse a sí mismos cuando vuelven al estado.

Esta semana, el Presidente Obama ha anunciado un nuevo sitio web - MyNextMove.org/vets- de mi Departamento donde un veterano pueden entrar uno de los 900 códigos ocupacionales y “traducirlo” en una categoría de trabajo civil. El sitio incluye información sobre oportunidades de trabajo, salarios, entrenamientos e instituciones en Delaware y cualquier otra parte que facilitan el entrenamiento competente que los empleadores requieren.

Por ejemplo, un especialista en mantenimiento de “sistemas de ataque” en el ejército sabe cómo reparar vehículos armados usados para maniobrar equipos de combate durante combates urbanos. También repara sistemas de manejo, hidráulicos y ensamblaje del motor, todas estas destrezas pueden ser utilizadas en latonería, ventas de carros o en la autoridad de tránsito municipal.

Pienso que todos podemos estar de acuerdo: Si puede arreglar un vehículo armado en la calles de Baghdad,, puede arreglar un Chevy y mucho más aquí en casa. La iniciativa de la administración de la nueva “tarjeta dorada para veteranos” – también dada a conocer esta semana- puede facilitar a los veranos post-9/11 con seis meses de ayuda en búsqueda intensiva de trabajo, entrenamiento y asistencia en la colocación de trabajo. Los veteranos pueden bajar su tarjeta dorada del sitio web del Departamento del Trabajo www.dol.gov y llevarla a sus Centros de Trabajo de un solo paso. Para ubicar los lugares para Centros de Trabajo de un solo paso en Delaware, los veteranos pueden visitar servicelocater.org. Alli un especialista le ayudará a encontrar oportunidades de carrera y escribir un currículo que capture la posibilidad de transferencia de su experiencia militar.

En 1938 nuestra nación estableció un día de fiesta conocido como el Día del Armisticio para conmemorar el día que terminó la primera guerra mundial. Ese momento llego el 11 de noviembre de 1918 a las 11, del día 11 del año 11. Desde entonces honramos nuestros veteranos con desfiles y ceremonias.

Hoy, el 11/11/11, llamamos este día, el Día de los veteranos, y no hay dudad de que habrán algunos desfiles. Pero hay algo más que todos podemos hacer.

Hagamos de este día de veteranos “un día de trabajo” en lugar de un día de vacaciones y hagamos un compromiso personal para mostrar a nuestros veteranos cuanto nos importan. Involucrarse con su USO o centro de Veteranos local es un buen comienzo.

Y empleadores: los reto a pensar diferente. Denle una mirada fresca al currículo de un militar, porque la mejor manera en que puede honrar a un veterano es dándole trabajo.

Solís es la Secretaria del Trabajo de los Estados Unidos.

 




Honor Our Veterans by Hiring Them

Today, our nation pauses to celebrate the sacrifices of the men and women who put their careers on hold, leave their loved ones behind and embark on dangerous missions across the world to protect our daily freedoms

 

As U.S. Secretary of Labor, I believe that Americans who risk their lives to fight for our freedoms should not have to fight for a job when they come home.

This week, the Department of Labor unveiled a series of new tools designed to address the fact that the unemployment rate for the post-9/11 generation of veterans has climbed to 12.1 percent—more than 3 percentage points above the civilian unemployment rate.

Here in Delaware, the unemployment rate for veterans is 6.1 percent, according to 2010 data from the Bureau of Labor Statistics. We can and must do better for our military heroes.

The most systemic challenge to employing our veterans is connecting the dots about how specialized military skills translate into civilian work readiness. For all of their battlefield skills, our service members haven’t been prepared adequately to market themselves when they return stateside.

This week, President Obama announced a new website—MyNextMove.org/vets—from my department where a veteran can enter one of 900 military occupational codes and “translate” it into a civilian job category.  The site includes information about job opportunities, salaries, apprenticeships and institutions in Delaware and elsewhere that provide skills training employers require.

For instance, a “Stryker Systems Maintainer” in the Army knows how to fix weaponized vehicles used to maneuver combat teams during urban warfare. He also repairs steering systems, hydraulics and power train assemblies—all skills that can be put to work in a body shop, at an auto dealership or by a municipal transit authority.

I think we can all agree: If you can fix a Stryker on the streets of Baghdad, you can fix a Chevy on a lot here at home.

The administration’s new “Veteran Gold Card” initiative—also unveiled this week—will provide post-9/11 veterans with six months of intensive job search, job coaching and job placement assistance. Veterans can download their gold card from the Department of Labor website www.dol.gov and bring it to their One-Stop Career Center. To find One-Stop locations in Delaware, veterans can visit servicelocater.org.   There, an employment specialist will help them find career opportunities and write a resume that captures the transferability of their military experience.

In 1938, our nation established a holiday known as Armistice Day to commemorate the day when fighting ceased during World War I. That moment came on Nov. 11, 1918—on the 11th hour of the 11th day of the 11th month of the year. Back then, we honored our veterans with ceremonies and parades.

Today, on 11/11/11, we call this holiday Veterans Day, and I have no doubt there will be a few parades. But there’s something more that all of us can do.

Let’s make this Veterans Day a “day on”—instead of a day off—and make a personal commitment to show our vets how much we care. Getting involved with your local USO or Vet Center is a good place to start.

And employers: I challenge you to think differently. Take a fresh look at a military resume, because the best way you can honor our veterans is to employ them.

Solis is the U.S. Secretary of Labor

 

Advertisement

Advertisement

Advertisement