Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

Procedimiento de aplicación para el proceso de Acción Diferida


El Tiempo Hispano




El Departamento de Seguridad del Estado anuncia el procedimiento de aplicación para el proceso de Acción Diferida

 

El Centro de Políticas de Inmigración (IPC por sus siglas en inglés) provee la data de dónde residen los individuos elegibles.

El departamento de Servicios Norteamericanos de Ciudadanía e Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés) reveló detalles importantes sobre el proceso de Acción Diferida para el Arribo de Niños (DACA, por sus siglas en inglés), el cual permitirá temporalmente que algunos jóvenes asistan a la escuela y al trabajo sin temor a una deportación. Un informe reciente del IPC: Quiénes son y dónde están los DREAMers: un perfil demográfico de inmigrantes que podrían beneficiarse de la Iniciativa de Acción Diferida de la Administración Obama, provee la más detallada y actualizada perspectiva sobre los que más probablemente se beneficien de este nuevo programa y dónde están ubicados en el país.

El IPC calcula que cerca de 936,930 jóvenes indocumentados entre las edades de 15 y 30 años pudieran calificar de inmediato para aplicar al nuevo programa. El reciente informe distribuye la población elegible para la acción diferida por nacionalidad y edad, a nivel nacional y estatal, así como por distritos representados en el Congreso.

Dado que los potenciales beneficiarios viven en todos los Estados y Distritos, el anuncio de hoy aclarando el proceso de aplicación, abona el terreno para un período intenso de preparación en todo el país, al tiempo que las comunidades esperan que la planilla de solicitud se emita el 15 de Agosto. El programa DACA está diseñado para jóvenes menores de 31 años; que hayan llegado al país antes de los 16 años de edad, hayan residido en el país al menos por 5 años para el 15 de junio de 2012, no hayan sido condenados por ningún delito grave, un delito menor “significativo” o tres otras ofensas menores; que estén actualmente estudiando; se hayan graduado en Educación Secundaria; tengan un certificado de educación general (GED por sus siglas en inglés) o hayan prestado servicio militar.

Estos son algunos de los puntos importantes revelados por el Departamento de Servicios Norteamericanos de Ciudadanía e Inmigración (USCIS):

La nueva planilla estará disponible el 15 de Agosto. Todas las solicitudes requerirán el pago estándar de $85 para la biométrica, sin otro costo adicional. Las personas que deseen recibir una autorización de trabajo deben, con limitadas excepciones, cancelar el documento de autorización de empleo por $365.

La información contenida en la planilla será confidencial, incluida aquella relativa a familiares y guardianes legales del aspirante, lo que implica que no podrá ser utilizada para la aplicación forzosa de leyes de inmigración, a menos que el aspirante llene los requisitos de USCIS para ser referido a Inmigración y Aduana o para recibir una notificación de presentación (NTA por sus siglas en inglés) en una Corte de Inmigración.

El Departamento de Seguridad del Estado DHS considerará “significativa” cualquier ofensa, independientemente de la sentencia impuesta, incluyendo robo, violencia doméstica, abuso o explotación sexual, posesión ilegal de armas, manejo bajo la influencia de sustancias tóxicas o distribución y tráfico de drogas. Adicionalmente, el DHS considerará significativa cualquier otra ofensa por la cual el aspirante haya sido condenado a 90 días de cárcel, sin incluir sentencias suspendidas y el tiempo servido antes de la detención. No serán consideradas las ofensas leves de tránsito ni los delitos u ofensas catalogadas por leyes estatales como la de Arizona SB 1070.

La mayoría de los potenciales beneficiarios de esta acción diferida viven en Estados que se caracterizan por su alta población de inmigrantes como son California y Texas, pero también residen en North Carolina, Georgia, Colorado, y el Estado de Washington, al punto que casi todos los Estados tienen una significativa población de DREAMers. Igualmente, a pesar de que el 70% de los beneficiarios son de origen mexicano, hay una población importante de América Central, Sur América, el Caribe y Asia. En algunos estados como Virginia la población es bastante diversa, sin que predomine una nacionalidad determinada.

El conocer quiénes son los beneficiarios potenciales y dónde viven será crucial en el lanzamiento de este programa por parte del USCIS. Utilizando estos datos, tanto el USCS como las instituciones que ofrecen apoyo y asistencia, pueden localizar conglomerados de beneficiarios potenciales que pueden estar viviendo en áreas marginales o que requieren información en idiomas que no han sido considerados hasta ahora.

 




Application Process for Deferred Action

DHS Announces Application Process for Deferred Action

 

IPC Provides Data on Where Eligible Individuals Reside

U.S. Citizenship and Immigration Services (USCIS) released important details about the Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) process, which will temporarily allow some eligible youth to go to school and work without fear of deportation. A recent Immigration Policy Center (IPC) report, Who and Where the DREAMers Are: A Demographic Profile of Immigrants Who Might Benefit from the Obama Administration’s Deferred Action Initiative, provides the most detailed look to date at who is likely to benefit from the new program and where they are located in the country.

The IPC estimates that roughly 936,930 undocumented youth between the ages of 15 and 30 might immediately qualify to apply for the new program. The new report breaks down the deferred action-eligible population by nationality and age at the national and state level, as well as by congressional district.

Because potential applicants reside in all states and every congressional district, today’s announcement clarifying the application process sets the stage for an intense period of preparation around the country, as communities wait for the request form to be released on August 15. The DACA program is designed for young people who are under the age of 31; entered the United States before age 16; have resided in the country for at least five years as of June 15, 2012; have not been convicted of a felony, a “significant” misdemeanor, or three other misdemeanors; and are currently in school, graduated from high school, earned a GED, or served in the military.

Among the key points shared by USCIS:

A new form will be available on August 15. All DACA requests will require payment of the standard $85 biometric fee, but no additional fee will be charged. Persons who wish to receive work authorization must pay, with limited exemptions, the current employment authorization document fee of $365.

Information provided on the form will be kept confidential, including information relating to applicants’ family members or legal guardians, meaning it will not be used for immigration enforcement proceedings, unless the applicant meets current USCIS criteria for referral to Immigration and Customs Enforcement or issuance of a Notice to Appear (NTA) in immigration court.

DHS will deem “significant” any misdemeanor, regardless of the sentence imposed, involving burglary, domestic violence, sexual abuse or exploitation, unlawful possession of firearms, driving under the influence; or drug distribution or trafficking. In addition, DHS will deem significant any other misdemeanor for which an applicant was sentenced to more than 90 days in jail, not including suspended sentences and time held pursuant to immigration detention.  Minor traffic offenses and convictions for immigration-related offenses classified as felonies or misdemeanors by state laws (e.g. Arizona SB 1070) will not be considered.

Most of the potential beneficiaries of deferred action live in large immigrant-receiving states like California and Texas, but many also reside in North Carolina, Georgia, Colorado, and Washington State, and nearly every state has a significant DREAMer population. Also, while nearly 70 percent of potential beneficiaries are from Mexico, there are significant populations from Central America, South America, the Caribbean, and Asia. In some states, such as Virginia, the population is quite diverse, with no single dominant nationality.

Knowing who the potential beneficiaries are and where they live will be critical as USCIS initiates this new program. Using this data, USCIS, as well as advocates offering assistance, can locate pockets of potential beneficiaries who may be living in geographic areas that are underserved or who may require information in languages that were unanticipated.

 

Advertisement

Advertisement

Advertisement