Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

Un Verdadero plan Bipartidista de Creación de Empleo


Por Senadores Chris Coons y Marco Rubio

Senators Chris Coons and Marco Rubio




Como Senadores novatos de estados que han sido duramente golpeados por la recesión, creemos que el Congreso no puede permitirse pasar el próximo año perdiendo el tiempo.

 

15 de noviembre 2011 | POLITICO

Es incuestionable que hay una crisis de empleo en los Estados Unidos. Más de 14 millones de norteamericanos están desempleados, millones más están sub-empleados y muchos otros se han rendido y están buscando cualquier tipo de trabajo.

El disfuncional proceso político de Washington no ha animado la certeza en los negocios en el crecimiento, o la confianza en el pueblo en general acerca de la habilidad de los legisladores de trabajar juntos. Semana tras semana, el Senado descarta propuestas de cada partido que buscan crear empleos, esto sumado a los infructuosos esfuerzos de hacer crecer la economía.

El atasco puede estar enraizado en las diferencias fundamentales entre nuestros partidos, pero se ha complicado por la búsqueda de ganancia política en corto plazo, en lugar de buscar un verdadero consenso bipartidista. Esto hace prácticamente imposible que tomemos acciones sobre la crisis de empleo.

Pero incluso con severas diferencias ideológicas y un gobierno dividido hay propuestas políticas que podemos ejecutar inmediatamente para promover el crecimiento, y poner a los desempleados norteamericanos nuevamente a trabajar.

Este otoño el Presidente Obama y los dos partidos en el Congreso propusieron planes de creación de empleo, tal como lo ha hecho el Consejo Presidencial para empleos y competividad. Cada día,  miembros del Congreso introducen leyes que buscan el arranque económico.

Muchas de estas ideas son ambiciosas y tomarán tiempo para lograrlas. Muchas simplemente no son útiles para un lado o el otro. Pero muchas no son polémicas, son bipartidistas y podrían ayudar a  estimular la economía de una vez. Estas debemos llevarlas a cabo ahora.

Como Senadores novatos de estados que han sido duramente golpeados por la recesión, creemos que el Congreso no puede permitirse pasar el próximo año perdiendo el tiempo, logrando puntos políticos en un debate que es más sobre lograr trabajos políticos en la elecciones del 2012, que poner a trabajar a los desempleados. Debemos unirnos bajo políticas en las que todos estamos de acuerdo y que deberían ser firmadas como ley si impedimos que la política se meta en el camino.

Hoy estamos presentando leyes que incluyen algunas de esas ideas. Nuestra propuesta extenderá el alivio impositivo para los pequeños negocios, para ayudarlos a adquirir nuevos equipos que les permitan crecer y crear empleos. Esto incluye la modernización y mejoramiento de la investigación y el desarrollo del crédito impositivo; animándolos a contratar a veteranos retirados y la reforma de regulaciones onerosas.

Se tomarán medidas para incrementar la inmigración altamente calificada, para que podamos atraer y retener personas talentosas con capacidades extraordinarias, para crear empleos muy bien remunerados en América, También protegerá a nuestros negocios del robo ilegal de propiedad intelectual haciendo cumplir estrictamente las leyes que ya tenemos aprobadas.

Nuestro plan toma prestado una buena cantidad de leyes presentadas por ambos partidos y en ambas cámaras del Congreso- Republicanos en la Casa y Demócratas en el Senado.  Todas las medidas han reunido apoyo bipartidista en el clima político de hoy, y todas podrían contribuir a fomentar la creación de empleo hoy.

Estas políticas de corto plazo, claramente no serán el sustituto de la amplia reforma económica que necesitamos. No salvarán programas de ayuda social para las generaciones futuras o hará más eficiente al gobierno federal fundamentalmente. Este tipo de cambios solo se pueden llevar a cabo después de un fuerte debate sobre el papel apropiado del gobierno en nuestras vidas y en la economía.

Pero mientras no embarcamos en esa, mucho más amplia, conversación a largo plazo, todavía podemos hacer cosas en las que estamos de acuerdo.

El pueblo americano, sobre todo los 14 millones de desempleados, están esperando que sus representantes pongan a un lado sus agendas y actúen ahora para invertir la pobre tendencia del crecimiento económico. Le podemos dar al menos un poquito de fe a los norteamericanos, trabajando juntos, incluso Washington puede hacer algunas cosas bien.

Sen. Chris Coons (D-Del.) Trabaja en el Comité de presupuesto.  Sen. Marco Rubio (R-Fla.) Trabaja en el comite de pequeños negocios.

 




A real bipartisan job creation plan

As freshman senators from states hit hard by the recession, we believe Congress can’t afford to spend the next year spinning its wheels

 

There is no question that America is in a jobs crisis. More than 14 million Americans are unemployed, millions more are underemployed and too many have just given up looking for work altogether.

Washington’s dysfunctional political process has not encouraged certainty among growing businesses, or confidence among the general public about the ability of policymakers to work together. Week after week, the Senate shoots down proposals from each party designed to create jobs, adding to a long line of fruitless efforts to grow the economy.

The gridlock may be rooted in the fundamental differences between our parties, but it’s been compounded by a focus on short-term political gain over the pursuit of a genuine bipartisan consensus. This has made real action on our jobs crisis nearly impossible.

But even with stark ideological differences and a divided government, there are policy proposals we can act on immediately to promote growth and get unemployed Americans back to work.

President Barack Obama and both parties in Congress this fall put forward plans for job creation, as has the president’s Council on Jobs and Competitiveness. Every day, members of Congress introduce legislation aimed at jump-starting the economy.

Many of these ideas are ambitious and will take time to achieve. Many are simply non-starters for one side or the other. But many are non-controversial, bipartisan and would help boost the economy right away. We should act on them now.

As freshman senators from states hit hard by the recession, we believe Congress can’t afford to spend the next year spinning its wheels — scoring political points in a debate that is more about protecting political jobs in 2012 elections than getting the jobless back to work. We should unite behind policy ideas we all agree on and that would likely be signed into law if we stop letting politics get in the way.

Today we are introducing legislation that includes some of these ideas. Our bill would extend tax relief for small businesses — to help them purchase new equipment so they can grow and create jobs. It includes modernizing and improving the research and development tax credit; encouraging hiring of returning veterans and reforming burdensome regulations.

It will take steps toward boosting high-skilled legal immigration, so we can attract and retain talented individuals with extraordinary capacities, to create high-paying jobs in America. It will also protect our businesses against the illegal theft of intellectual property, with strict enforcement of laws already on the books.

Our plan borrows heavily from legislation introduced by both parties and in both chambers of Congress — Republicans in the House, and Democrats in the Senate. All the provisions have garnered bipartisan support in today’s political climate, and all would help encourage job creation today.

These shorter-term policy fixes clearly won’t be a substitute for the comprehensive economic reforms we need. Nor will they save critical entitlement programs for future generations, or fundamentally make the federal government more efficient. These types of changes will only be realized after a vigorous debate over the proper role of government in our lives and in the economy.

But as we engage in this broader conversation about our long-term future, we can still act on things we agree on.

The American people, particularly the 14 million unemployed, are looking for their elected officials to set aside their agendas and act now to reverse the trend of sluggish economy growth. We can give all Americans at least a little faith that, by working together, even Washington can do some things right.

 

Sen. Chris Coons (D-Del.) serves on the Budget Committee. Sen. Marco Rubio (R-Fla.) serves on the Small Business and Entrepreneurship Committee.

 

 

 

 

Advertisement

Advertisement

Advertisement