Syndicate content

User login

Advertisement

Add content

"Octubre, mes de muchos colores"


Keyla Rivero-Rodriguez



¡Octubre ya está aquí!

¡Octubre ya está aquí! Y con él, las maravillosas hojas de otoño han comenzado a colorearse y algunos árboles están mostrando su desnudez. Los días son cada vez más cortos y al fin hemos experimentado por unos días un clima más fresco, recordándonos que el verano es cosa del pasado. Esta es mi época preferida del año; supongo que es mi naturaleza romántica que en esta época del año agudiza mi lado creativo y espiritual. Le insto a tomar cinco minutos de su apretada agenda diaria para absorber la exhibición de colores que la madre naturaleza nos proporciona al anochecer y al amanecer, ¡es espectacular! Octubre ha sido un mes muy ajetreado en muchas áreas. Nuestra comunidad hispana ha tenido muchos eventos y celebraciones debido a nuestro Mes de la Herencia Hispana. Pero octubre es de igual manera un mes importante que presenta un tema que tal vez le ha tocado personalmente o ha afectado a su familia de una manera u otra con el cáncer de mama. Octubre es también el mes que se reserva para el Cáncer de Mama. Afortunadamente, he tenido algunos sustos, aquí y allá, pero nada realmente serio. Sin embargo, yo personalmente he sido tocada por él, he perdido a seres queridos debido al cáncer y específicamente de mama. Dado que el cáncer es parte de mi historia médica familiar, todos los años mis pechos tienen una cita con la máquina aprieta-seno, también conocida como la máquina de mamografía. En realidad, este es sólo un pequeño inconveniente comparado con lo que podría ser una verdadera desgracia en la vida. Cuando veo los anuncios de televisión sobre el uso de color rosa y sobre las marchas color rosa o las muchas historias de mujeres que han sido afectadas por el cáncer de mama y cuántas han estado libres de cáncer durante muchos años, sonrío y a veces rompo a llorar. Las historias que realmente llegan a mi corazón son las de los miembros de la familia que están en representación de ese ser querido que muriera de cáncer. Es entonces cuando me acuerdo de Madeleine, mi prima de treinta años de edad que murió de cáncer de mama, y de mi abuela Rosa, que tenía cáncer de mama, pero murió de un ataque masivo al corazón. Las extraño mucho a las dos y cada año cuando me tocan mis mamografías, análisis de sangre, la prueba de Papanicolaou y auto-exámenes de mama mensuales, pienso en ellas y cuán prevenibles hubieran sido sus tempranas muertes si hubieran hecho la mitad de lo que yo hago. Es por eso que es importante estar y mantenerse informado, que es lo que hago con mi hija y sí, mi hijo. El cáncer de mama afecta a los hombres a un ritmo diferente y menor que a las mujeres, pero los hombres no están excluidos o exentos de ser afectados por el cáncer de mama. Es entonces cuando miro en otoño los colores de la naturaleza y encuentro inspiración en el anochecer y el amanecer, me siento entonces agradecida por el don de la salud que mis seres queridos y yo disfrutamos y por el hecho que cualquier cosa es viable si uno tiene salud. En octubre, también encuentro refrescante ver a la risa y la emoción en la cara de los niños cuando se van "trick or treating" en la noche de Halloween. Ellos están muy contentos y preparándose para esa noche del año en que la fantasía de los disfraces se adueña de su imaginación. Si dejo que mi imaginación fluya, puedo imaginar un mundo libre de cáncer, ¿y usted?




"October, the Month of Many Colors"

October is here!

October is here! With it, the wonderful autumn leaves have begun to turn colors and some trees are showing their nakedness. The days are getting shorter and for a few days we have finally experienced cooler weather, reminding us that summer is long gone. This is my favorite time of the year; I guess is my romantic nature that at this time of the year sharpens my creative and spiritual side. I urge you to take five minutes out of your busy schedule to absorb the displays of colors that Mother Nature provide us at dusk and dawn, it is spectacular! October has been a busy month in many areas. Our Hispanic community has had many events and celebrations, for our Heritage Month. But October is also an important month that brings forth an issue that perhaps has touched you personally or has affected your family one way or another with breast cancer. October is also a month that is set aside for Breast Cancer Awareness. Fortunately, I have had some scares here and there, but nothing truly serious. However, I personally have been touched by it, I have lost loved ones due to cancer and specifically breast cancer. Since cancer is part of my family medical history, every year my breasts have a date with the boob-squeezing machine, also known as the mammogram machine. Actually, this is such a small inconvenience to what it could be a true lifetime misfortune. When I see the TV ads on wearing pink and walk pink or the many stories of women who have been affected by breast cancer and how many have been cancer free for several years, I smile and sometimes I tear up. The stories that truly get to my heart are those of family members who are representing that loved one who succumbed to cancer. It is then when I am reminded of Madeleine, my thirty-year-old cousin who died of breast cancer and my grandmother Rosa who had breast cancer but died of a massive heart attack. I miss them both very much and each year when I get my mammogram, blood work, Pap smear and monthly breast self-exams, I think of them and how preventable their early deaths would have been if they had done half of what I do. That is why it is important to be and stay informed, that is what I do with my daughter and yes, my son. Breast cancer affects males at a different and lower rate than females, but males are not excluded or exempt from being affected by breast cancer. That is when I look at nature’s autumn colors and find inspiration at dusk and dawn, I am then thankful for the gift of health that my loved ones and I enjoy and that anything is workable if one has health. In October, I also find refreshing seeing the laughter and excitement on children faces when they go “trick or treating” at Halloween night. They are excited and preparing for that one night of the year when the fantasy of costumes takes over their imagination. If I let my imagination flow, I can imagine a world free of cancer, and you?

Advertisement

Advertisement

Advertisement